martes, 23 de noviembre de 2010

De lengua libre

Nunca fui partidaria de los números por imposición,
no apoyo las absurdas y pobres mayorías,
sólo sigo mis propias reglas
sin calorías en mi cabeza,
mis orgasmos no piden tallas,
la desnudez no me discrimina,
soy mujer porque vivo,
no porque me lo digan los tacones y la minifalda,
soy mujer de lengua libre
y artífice de mi conciencia.