martes, 23 de noviembre de 2010

Ella

La que camina conmigo
aunque cruce la calle,
la que se cree mía
aunque la señale,
a veces juega a quererme
pero yo no me fío;
prefiero los soles de un día
que un nauseabundo retrato
de calumnias invertidas.